Encantado de conocerte, cuando tú quieras… o lo necesites.

¿No te quedas embarazada a pesar de que llevas mucho tiempo (o eso te parece a ti) intentándolo?

¿Te han dicho que tienes un pólipo y que no le des importancia, pero no acabas de quedarte tranquila?

¿Quieres hacerte una ecografía sólo para ver cómo está tu bebé? ¿Sin más?

Hay muchas situaciones en que puedes necesitar un ginecólogo, y entonces habrá llegado el momento de conocernos.

Yo me llamo Jesús y soy médico y ginecólogo por vocación.

Trabajé más de 25 años en la sanidad pública y estoy muy orgulloso de ello. Allí aprendí casi todo lo que sé y encontré estupendos compañeros. Sin embargo, por motivos de organización, en la sanidad pública es muy difícil establecer un verdadero vínculo médico-paciente que en mi opinión, es imprescindible. Por eso hace dos años decidí dedicarme exclusivamente a la medicina privada.

En mi consulta puedo ofrecerte el tiempo y la confianza que necesites, además de mi experiencia y los conocimientos acumulados en muchos años de trabajo. Hay quien dice que el ingrediente que falta en el desarrollo de nuevos tratamientos es la voz del paciente. Yo creo que esto no es bueno.

Por eso quiero escucharte: tú me contarás lo que te preocupa, yo te explicaré las soluciones que ofrece la ciencia y cuando haya más de una, te ayudaré a escoger la mejor. Aunque no sepas mucho de medicina puedes lograr, si te proporcionan las herramientas adecuadas, tomar buenas decisiones sobre tu propia salud y en este caso, también sobre las de tu futuro hijo.

En la consulta me acompaña Gema, seguramente será ella quien te coja el teléfono y la persona que te recibirá con cariño cuando llegues. Entre los dos trabajamos para que te sientas a gusto, a veces en circunstancias que pueden ser difíciles para ti.

Dejo aquí abajo algunos datos personales para ser justos, porque si decides venir a vernos, tendrás que contarme muchas cosas sobre ti.

• Nací en Zaragoza y allí viví hasta que marché a Valladolid, donde hice la especialidad en Obstetricia y Ginecología.
• Desde 1993 vivo en Mérida porque de aquí es mi mujer y tres de mis cuatro hijos. Me considero “extremaño” como dice un amigo.
• La ginecología me roba mucho tiempo, así es que no tengo demasiados hobbies. Bueno, en realidad sólo tengo uno: salir a hacer largas rutas en bici de carretera. Estoy especialmente orgulloso de haber terminado una “Quebrantahuesos”
• En cuanto a formación, verás un montón de diplomas en mi sala de espera pero destacaría la acreditación de la SEGO para ecografía de nivel IV (nivel de experto), un máster en sexualidad humana (he de decir que no es un campo que habitualmente trabaje, pero me ayuda en ocasiones) y el master en infertilidad humana que imparten conjuntamente el IVI y la Universidad Rey Juan Carlos.

Nos vemos.