Dismenorrea. Cuando la regla es dolorosa.

¿Te duele la regla?

Pues tienes dismenorrea, el término médico para las reglas dolorosas.

Es el síntoma ginecológico más frecuente sobre todo en mujeres jóvenes, y según un artículo del New York Times es el que provoca más absentismo escolar entre las adolescentes,  por encima incluso del catarro común.

La sufren uno o dos días al mes nueve de cada diez mujeres que tiene la regla.

 ¿Es grave?

Hay cierta costumbre de quitar importancia al dolor menstrual. Cuando se habla a las niñas sobre la regla, se les informa también de que es normal que cause algún malestar.

Pero ¿qué es lo normal? Porque a veces,  es un dolor tan intenso que te impide hacer tus actividades cotidianas.

Una blogera americana que lo sufre pidió a otras mujeres que le contaran sus historias sobre las reglas dolorosas y muchas se quejaban de que los médicos creían que estaban exagerando e incluso sus madres consideraban que el dolor no tenía importancia, porque  también lo habían padecido. Una de ellas escribe: ”Cuando me quejé, mi madre me contestó sin pestañear que tendría que aprender a vivir con ello”

Por fortuna, su madre no tiene razón.

 Hay dos tipos de dismenorrea: primaria y secundaria.

En la primaria, el dolor se debe únicamente a la regla. Parece que la causa más probable es la liberación de unas sustancias químicas llamadas prostaglandinas producidas en el útero y que provocan contracciones.

En la dismenorrea primaria, el dolor empieza justo antes de la menstruación y es más fuerte en los primeros días. Es peor en chicas jóvenes, suele disminuir su intensidad con los años y mejora bastante después del primer parto.

 ¿Cómo se trata la dismenorrea primaria?

Como el objetivo principal es disminuir el dolor, los analgésicos son el tratamiento habitual.

Los más utilizados y eficaces son los llamados AINES (familia a la que pertenecen el ibuprofeno y el naproxeno) porque disminuyen el nivel de prostaglandinas.

Es mejor empezar a tomarlos al primer síntoma y durante 1 o 2 días. Es necesario tomar las dosis suficientes. Un estudio publicado en “The Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine” mostró que más de la mitad de las adolescentes no tomaba la dosis adecuada para controlar el dolor.

Ten en cuenta que a veces los analgésicos están contraindicados, por ejemplo si padeces del estómago.

Otra opción de tratamiento, que no se utiliza lo suficiente, son los anticonceptivos orales a bajas dosis. Son muy eficaces en la dismenorrea primaria, pero a muchos padres les preocupa que sus hijas tomen anticonceptivos siendo tan jóvenes.

Sin embargo, desde el punto de vista médico son una opción segura y como ya he dicho, muy eficaz.

En algunos casos será necesario combinar analgésicos y anticonceptivos.

 La dismenorrea es secundaria cuando tiene otras causas médicas.

En este caso suele aparecer bastantes años después de la primera regla, generalmente en mujeres mayores de 20 años.

El dolor comienza antes del sangrado y puede prolongarse varios días después de haber finalizado la menstruación.

Además empeora con la edad.

La causa más frecuente de dismenorrea secundaria es la endometriosis, que se produce cuando el tejido que recubre el interior del útero (endometrio) se extiende fuera de él y recubre otros órganos cercanos. Puede haber otras causas pero son menos probables, aunque es importante hacer un diagnóstico correcto.

 ¿Qué pruebas médicas te harán para diagnosticar la causa de la dismenorrea?

Las pruebas ginecológicas habituales: historia médica, examen pélvico y ecografía.

En algunos casos será necesaria una laparoscopia que permita al ginecólogo mirar directamente dentro de abdomen.

 ¿Cómo se trata la dismenorrea secundaria?

Habrá que tratar su causa.

En el caso de la endometriosis se utilizan medicamentos de tipo hormonal, que pueden causar efectos secundarios similares a la menopausia (sofocos, sequedad vaginal, pérdida de masa ósea). Se utilizan durante un tiempo limitado y no se recomiendan en chicas jóvenes. En algunos casos habrá que llegar a la cirugía.

 ¿Funcionan las terapias alternativas con la dismenorrea, tanto primaria como secundaria?

Algunos cambios en el estilo de vida pueden ayudar: el ejercicio y la  práctica de técnicas de relajación.

A veces se usan suplementos de vitamina B1 y magnesio y técnicas de acupuntura, pero no existe suficiente evidencia científica que avale la eficacia de estas terapias.

Recuerda, si tus reglas te impiden hacer una vida normal no debes aguantarte.

Debes buscar ayuda médica. Hay tratamientos más allá de los analgésicos y es necesario un diagnóstico correcto para no pasar por alto otras causas.

No trates de ignorar los síntomas y aprender a vivir con el dolor. Algunas causas de dismenorrea, como la endometriosis,  pueden progresar y afectar incluso a tu fertilidad.

Etiquetado en:        

1 thoughts on “Dismenorrea. Cuando la regla es dolorosa.

  • 2 marzo, 2016 a las 3:50
    Enlace permanente

    Considero q usar anticonceptivos con este fin es algo imprudente. Salvo ovarios poliquístico yp en?puede producir desequilibrios,esterilidad o algunos tipos de cancer

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *