falta de regla causas

Bueno, la falta de regla cuando deberías tenerla puede tener muchas otras causas….

Escribo esto a petición de una paciente, que me consultó agobiada porque hace más de 10 meses que tuvo a su hijo y todavía no le ha vuelto la regla.

En su caso no hay motivo para la preocupación porque está dando de mamar y esta es una de las causas naturales de que la regla no vuelva después del parto.

Pero hay otros motivos no tan naturales que os voy a contar.

La falta de regla o amenorrea ¿qué es?

En medicina la falta de regla tiene el nombre de amenorrea.  Se define como la ausencia de menstruación.

Y puede ser primaria (cuando una niña es mayor de 16 años y no ha tenido nunca la regla) o secundaria (cuando a una mujer que ya ha tenido la regla le falta por más de tres períodos seguidos).

¿Cuáles son las causas de la falta de regla?

Pues la causa más común de amenorrea es el embarazo.

Esta es una amenorrea “natural”, es decir que no es signo de enfermedad, sino normal en el curso de tu vida.

Y hay otras dos causas de amenorrea “natural” que son la lactancia y la menopausia.

Después del parto, si no estás dando de mamar, la regla suele reanudarse en uno o dos meses, pero este plazo puede variar. Seguramente volverás a tener la regla en los 4 primeros meses después del parto. También el ciclo menstrual puede ser algo diferente a como era antes del embarazo.

Y ten en cuenta que aunque no haya vuelto la menstruación, puedes quedarte embarazada en este tiempo, ya que la ovulación siempre precede a la menstruación. De hecho entre un 1 y un 10%  de mujeres queda embarazada en el período de amenorrea después del parto.

Si estás dando de mamar es normal que no reaparezca la menstruación, de hecho puede que no aparezca durante todo el tiempo que dure la lactancia.

Pero también es normal lo contrario, es decir que dando de mamar te venga la regla. Por tanto no te preocupes, y puedes seguir dando el pecho sin problema.

Veamos ahora las causas de falta de regla que no son tan naturales..

Son muchas, y por eso vamos a agruparlas en:

Problemas en tus órganos genitales, los más importantes son:

  • Adherencias dentro del útero (“síndrome de Asherman”) que pueden producirse después de algunas intervenciónes quirúrgicas ginecológicas como una cesárea, o la extirpación de un pólipo. Si el tejido cicatrizado crece en la cara interna del útero, impedirá la menstruación normal.
  • Falta de órganos reproductores, que no se desarrollan correctamente durante el periodo fetal. En este caso la amenorrea será primaria, es decir una niña no llegará a tener la regla.
  • Anomalías en la vagina, como una membrana (“himen imperforado”) que bloquea el paso de la sangre desde el útero. Es también causa de amenorrea primaria.

Un segundo grupo de causas son alteraciones en las glándulas que regulan la secreción de hormonas. Las más frecuentes son:

  • Síndrome del ovario poliquístico, del que ya hablé en otro post.
  • Problemas en el tiroides. Tanto si tu tiroides “trabaja” en exceso (“hipertiroidismo”) como si “trabaja” poco (“hipotiroidismo”) puedes sufrir amenorrea.
  • Exceso de prolactina, una hormona que se produce en la hipófisis (glándula situada en el cerebro). Ese exceso puede deberse a un tumor que suele ser benigno pero provoca alteraciones en la menstruación.
  • Menopausia prematura, cuando tienes la menopausia antes de los 40 años y suele deberse a un agotamiento de la llamada “reserva ovárica”  mucho antes de lo que es normal (fallo ovárico prematuro).

Como tercer grupo de causas están los efectos secundarios de algunos medicamentos:

  • Anticonceptivos: si tomas anticonceptivos puede que te desaparezca la regla (de hecho en Estados Unidos se está poniendo de moda el uso de anticonceptivos para suprimir la regla totalmente), y cuando dejes de tomarlos quizá pase algún tiempo antes de que tu ciclo hormonal se regule y vuelvas a tenerla. Este efecto lo producen los anticonceptivos orales y pero también cualquier otro método que utilice hormonas (DIU Mirena®, el implante Implanon®, el parche Evra® o anillo NuvaRing®). Normalmente la menstruación se reanuda tres meses después de retirar el anticonceptivo. Si no es así, deberás consultar a tu médico.
  • Otros medicamentos como algunos antidepresivos, la quimioterapia contra el cáncer, algunos antialérgicos y algunos utilizados para la hipertensión.

Por último, tu estilo de vida puede causar también la falta de regla, sobre todo:

  • Si estás muy delgada. El estar un 10% por debajo de tu peso normal puede interrumpir tu función hormonal e impedir la ovulación. La bulimia o la anorexia nerviosa frecuentemente son causa de la falta de regla.
  • Cuando haces demasiado ejercicio o llevas un entrenamiento muy estricto. Esto provoca que tengas muy poco porcentaje de grasa corporal, bastante estrés y un consumo de energía muy alto y como consecuencia amenorrea.
  • Si estás pasando por un periodo de estrés muy intenso, la función del hipotálamo (el área de tu cerebro que controla las hormonas del periodo menstrual) puede verse afectada. Generalmente la regla vuelve cuando el estrés disminuye.

Por otra parte, si otras mujeres de tu familia has sufrido amenorrea, tú puedes tener más predisposición a sufrirla.

La falta de regla ¿puede suponer algún problema?.

Sí:

  • Por una parte puede suponer dificultad para quedar embarazada, bien por falta de ovulaciones (en formas severas de síndrome de ovaro poliquístico) o por agotamiento de la reserva ovárica.
  • Por otra parte puede conllevar problemas de salud como:
    • Enfermedades uterinas (pólipos, hiperplasias o tumores).
    • Cefaleas, problemas de visión, síntomas neurológicos en caso de tumor hipofisario.
    • Osteoporosis a largo plazo en caso de menopausia precoz
¿Hay otros síntomas que suelen acompañar a la falta de regla?

Sí, y si los tienes ayudarán al diagnóstico.

Alguno de estos síntomas son:

  • Secreción de leche por el pezón (“galactorrea”), dolor de cabeza, pérdida de visión pueden ser signos de un tumor hipofisario como digo más arriba.
  • Pérdida de cabello, exceso de vello pueden estar causados por un exceso de hormonas masculinas.
  • Sequedad vaginal, sofocos, alteraciones del sueño pueden indicar un fallo ovárico y falta de estrógenos.
  • Ansiedad excesiva puede indicar un alto nivel de estrés.
¿Cuándo tengo que ir al médico?

La falta de regla no es una enfermedad por sí misma, es un síntoma. Y lo que hay que encontrar es la causa que la produce.

Deberás consultar cuando te falte la regla durante más de tres meses seguidos (si no hay una causa “natural” que lo justifique), o si tienes 16 años y no la has tenido nunca (también si tienes 14 años y además de no tener regla tampoco tienes otros signos de pubertad, como crecimiento del pecho o vello púbico).

¿Qué pruebas me hará?

Cuando vayas al médico, éste te preguntará por tu historia médica personal y familiar, tendrás que contarle tus síntomas. Cuando empezaron, cuándo fue tu última regla y cuanto duró.

Tendrás que informar al médico de los medicamentos que tomas, incluso las vitaminas y otro tipo de suplementos, tus hábitos alimenticios y el ejercicio que haces.

Como siempre te hará una exploración pélvica y una ecografía.

Ya que la primera causa de amenorrea es el embarazo, te preguntará si eres sexualmente activa. Y si lo eres, aunque estés muy segura de que no puedes estar embarazada, habrá que hacer una prueba de embarazo.

Ten en cuenta que los métodos anticonceptivos tienen cierto porcentaje de fallos.

Es sorprendente el número de mujeres que consultan porque les falta la regla sin saber que están embarazadas.

Si resulta que al final no estás embarazada, la segunda prueba quizá sea un “test de gestágenos” que consiste en tomar durante unos días un medicamento para provocar el sangrado menstrual. Dependiendo de si el sangrado se produce o no, el médico sospechará de un problema de regulación ovárica como síndrome de ovario poliquístico, o hacia un fallo más severo como menopausia precoz, o a un problema no ovárico.

Para confirmar las sospechas y ya que la falta de regla puede indicar un problema hormonal complejo, quizá tengas que hacerte análisis que incluyan la función tiroidea, ovárica, hipofisiaria (prolactina) y determinación de hormonas masculinas.

En algunos casos habrá que hacer otras pruebas de imagen (TAC, resonancia) y a veces una histeroscopia.

¿Qué tratamiento hay para la falta de regla?

Si has tenido la paciencia de seguir leyendo hasta aquí, te habrás dado cuenta de lo complejo que es el diagnóstico de este problema.

Y que las causas pueden ser muchas y muy distintas.

Lógicamente el tratamiento dependerá de la causa y puede ir desde la toma de algún medicamento o cambios en la dieta hasta una intervención quirúrgica.

Los objetivos generales serán aliviar los síntomas asociados a la falta de regla, restablecer el equilibrio hormonal y prevenir las complicaciones (infertilidad, patología endometrial y osteoporosis)

Tu médico te ofrecerá el tratamiento más adecuado teniendo en cuenta tu caso, explicarlos aquí sería una difícil tarea.

De todas formas para aclarar cualquier duda que se te pueda plantear  seguimos on line.

Etiquetado en:    

2 thoughts on “Me falta la regla y no estoy embarazada… creo.

  • 14 abril, 2018 a las 2:53
    Enlace permanente

    Buenas noches, planifique durante 9 meses con la inyección que da el seguro por lactancia después me puse la mensual, la menstruación no se me regulo pr a veces si me venia y aveses no, sin embargo tengo aproximadamente 5 meses de que no me viene la mestruacion es posible que sea por la inyección mesigyna. muchas gracias

    Responder
    • 15 abril, 2018 a las 9:06
      Enlace permanente

      Buenos días,
      lo más probable es que tus alteraciones se deban a la Mesigyna porque los anticonceptivos inyectables suelen asociarse con una alteración del patrón menstrual. En cualquier caso, para estas seguros lo correcto es hacer una valoración ginecológica.
      Un cordial saludo.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *