Miomas ¿existe alternativa al tratamiento quirúrgico?

Los miomas son muy frecuentes en mujeres en edad reproductiva. Muchas veces no dan síntomas, pero si el mioma crece hacia dentro de la cavidad uterina (mioma submucoso) puede provocar sangrado irregular y anemia. Otras veces causan dolor y en raras ocasiones afectan a la fertilidad.

¿Cúando tratarlos?

Los miomas se tratan cuando dan síntomas, crecen rápidamente o son muy grandes.  En caso contrario únicamente se realizan controles periódicos. El tratamiento quirúrgico sique siendo el estándar, pero existen alternativas. Recuerda, los miomas sólo deben tratarse cuando son sintomáticos, en caso contrario basta con controles periódicos.

Después de la menopausia, prácticamente todos los miomas dejan de ser sintomáticos.

Embolización

Es una técnica radiológica que consiste en bloquear el riego sanguíneo al mioma. Se realiza bajo sedación y puede requerir ingreso posterior de uno o dos días para tratamiento intravenoso del dolor que es intenso después del procedimiento debido a la necrosis del mioma. Éste no desaparece pero se fibrosa y detiene su crecimiento. Todavía no está bien establecido en qué casos la embolización es preferible al tratamiento quirúrgico.

Tratamiento con fármacos

Suele considerarse un complemento al tratamiento quirúrgico. Reduce el tamaño y los síntomas aunque no hace desaparecer el mioma. Puede ser  hormonal, con análogos de GnRH que antagonizan el efecto de las hormonas femeninas –estrógenos-, y por ello provocan una menopausia farmacológica con sus correspondientes efectos secundarios como pérdida de masa ósea, reversible pero importante, o sofocos. Además estos medicamentos tienen un efecto paradójico ya que el sangrado puede incluso aumentar en el primer mes de uso. Al terminar el tratamiento el mioma vuelve a recuperar el tamaño.

 El acetato de ulipristal demostró reducir de forma significativa el tamaño del mioma y el sangrado después de tres meses de uso. Estuvo indicado como tratamiento preoperatorio para mejorar las condiciones en la intervención quirúrgica, pero en abril del 2020 se suspendió su comercialización por ser sospechoso de causar fallo hepático grave.

¿Puede malignizarse un mioma?

Existe un tipo de cáncer uterino originado a partir de fibras de músculo liso, no necesariamente de miomas, también pueden surgir a partir de músculo uterino normal llamados leiomiosarcomas. Afortunadamente son muy poco frecuentes pero agresivos. Hay que sospecharlos cuando el mioma crece muy rápidamente en poco tiempo, por eso siempre que se diagnostica un mioma por primera vez es obligatorio hacer un control ecográfico en aproximadamente seis meses.

Si quieres saber más

Etiquetado en: