dolor de mamas

Cómo seguramente sabrás por experiencia propia, el dolor de mamas (mastalgia) es muy frecuente.

Más de un 50% de las mujeres con más de treinta años sienten habitualmente dolor de mamas. Aunque es mucho más raro, los hombres también pueden sufrirlo.

Sin embargo, un hombre con este síntoma inmediatamente busca remedio. Tú lo asumes como algo inevitable y normal y a no ser que sea muy fuerte, te aguantas.

¿Por qué se produce el dolor de mamas?

Las causas pueden ser muchas y en la inmensa mayoría de los casos, benignas.

Lo primero que debes diferenciar es si el dolor es cíclico (es lo que sucede en las dos terceras partes de los casos) o no cíclico.

Como habrás adivinado, el dolor de mamas cíclico o periódico se debe a cambios hormonales. En general empieza una semana antes de la regla, es bilateral y es más fuerte en la parte superior y externa de la mama.

Cuando el dolor es no cíclico es más probable que esté relacionado  con una lesión de la mama o de la pared torácica. Este tipo de dolor aunque no es cíclico no tiene por qué ser constante, puede ser intermitente, es decir se repite pero no de forma regular.

Veamos primero el dolor de mamas cíclico.

Una pequeña molestia difusa, que empieza unos días antes de la regla y desaparece cuando ésta comienza, es normal y se debe a que las hormonas asociadas con la ovulación hacen proliferar el tejido glandular del pecho. El dolor de mamas cíclico también puede ser causado por algunos medicamentos, como la terapia hormonal postmenopáusica y algunas píldoras anticonceptivas.

A veces el dolor no es tan ligero. Quizás seas una de esas mujeres en las que el dolor de mamas interfiere con sus actividades diarias. En un estudio de más de 1100 mujeres premenopáusicas, el 11% tenían un dolor de moderado a severo que entorpecía sus actividades sexuales, físicas, sociales o escolares.

El dolor es más fuerte en las mamas fibroquísticas, en las que existen nódulos llenos de líquido. Antes se hablaba de “enfermedad fibroquistica de la mama”, pero es algo tan común que la palabra “enfermedad” no es adecuada y se habla simplemente de “mama fibroquística”.

Dolor de mamas no cíclico.

Suele ser unilateral y de localización más variable, y puede deberse a muchas causas. Vamos a ver las más frecuentes:

  • Si tus mamas son muy grandes, los ligamentos que las sostienen están en tensión y duelen. Este dolor puede extenderse al cuello, la espalda, los hombros y la cabeza.
  • Terapia hormonal durante la menopausia. Arriba dije que es una de las causas de dolor cíclico, pero también puede serlo del dolor no cíclico.
  • La ectasia ductal, que es una afección de la mama que producida cuando los conductos por los que circula la leche se dilatan. Puede no producir síntomas, pero a veces se asocia con dolor agudo o fiebre. Es una lesión benigna.
  • La mastitis. Es más probable si estás dando de mamar, sobre todo en el primer mes tras dar a luz. Cuando comienza la lactancia el pezón y la piel de la areola se inflaman ligeramente hasta que el pezón se acostumbra a la succión del bebé. Esta inflamación impide el flujo normal de leche, que queda como estancada y puede infectarse causando la mastitis. El pecho comienza a doler, a inflamarse y enrojecerse y puede llegar a formar un absceso. Si no estás dando de mamar también puedes tener mastitis, pero es menos frecuente.
  • Cáncer de mama inflamatorio, se presenta con dolor e inflamación. La piel del pecho aparece caliente y como “de naranja” y no suele haber fiebre. Es una de las causas más graves que pueden provocar dolor de mama, pero no es muy frecuente.
  • Otras causas de dolor de mamas son el embarazo, tromboflebitis de la mama (enfermedad de Mondor),  golpes, quistes, cirugía mamaria previa y  medicamentos como la digoxina o algunos diuréticos.
Dolor que aunque no es de la mama, puede parecerlo

Puedes pensar que te duele la mama pero que, en realidad el dolor simplemente se refleje allí aunque proceda de otra parte del cuerpo. Este dolor puede provenir de la pared torácica, de la columna vertebral o estar relacionado con enfermedades de la vesícula biliar, pulmonar, esofágica o cardíaca.

  • Dolor de la pared torácica, generalmente del músculo pectoral. Es probable si realizas ciertas actividades y deportes que usan este músculo repetidamente, como remar. El dolor se reproduce fácilmente si colocas la palma de tu mano sobre el hueso de la cadera y empujas hacia dentro. La artritis también puede producirte este tipo de dolor. Si es severo puede mejorar con analgésicos, pero la mayoría de las mujeres encuentran gran alivio cuando conocen la causa y comprueban que no es debida a ninguna enfermedad grave.
  • Problemas de la columna, como espasmos musculares o pinzamientos. Es más frecuente en mujeres mayores. El dolor suele ser quemante y se diagnostica mediante estudios de imagen.
  • Dolor costal que irradia a la mama debida a infecciones respiratorias. Las piedras en la vesícula o la enfermedad isquémica cardíaca también puede presentarse como dolor intermitente que se atribuye a la mama.
Ante un dolor de mamas, qué es importante hacer.

Lo primero, no te agobies. La inmensa mayoría de las veces la causa es benigna.

El punto clave del examen médico es buscar signos que puedan sugerir un cáncer de mama, como bultos, cambios en la piel o secreción del pezón. Hay que explorar los cuatro cuadrantes de la mama, el área alrededor del pezón, la axila y las zonas por encima y debajo de la clavícula.

Es muy infrecuente que un cáncer de mama se manifieste únicamente por dolor.  Las mujeres con mastalgia deben saber que su probabilidad de tener un cáncer de mama es la misma que la de aquellas sin mastalgia, cuando ésta es el único síntoma.

Si el dolor es cíclico, bastará una cuidadosa exploración e historia médica. Si el dolor es difuso y los síntomas clásicos no será necesaria una mamografía ni otros métodos de diagnóstico por imagen, ya que en estos casos la probabilidad de un cáncer de mama es muy baja. Sin embargo, si no te sientes del todo segura sin estas pruebas, una ecografía de la mama es la prueba óptima si eres menor de 30 años y no tienes factores de riesgos para cáncer de mama (como familiares que lo hayan padecido antes de la menopausia). Si tienes más  de 30 años puede hacerse mamografía y ecografía. Si aparte del dolor hay algún otro signo sospechoso, la mamografía está indicada a cualquier edad.

Si tu dolor es localizado sin ninguna masa y pero no es el clásico cíclico, debe realizarse mamografía y ecografía ya que en un estudio de 257 pacientes con dolor localizado y sin masas palpables en un 1,2 % se encontró un cáncer en el lugar donde el dolor había empezado.

Cómo se trata el dolor de mamas cuando es muy molesto.

Muchas veces, cuando se obtienen resultados normales en las pruebas de imagen, simplemente asegurando a la paciente que no tiene un cáncer de mama el dolor se alivia. En el caso del dolor de mamas cíclico, puedes aliviarlo si te provoca muchas molestias. Sin embargo, la mayoría de los datos no provienen de ensayos clínicos si no de estudios observacionales. Aquí os los comento:

  • Papel de la dieta y estilo de vida: su eficacia no está clara, y se piensa que en realidad lo que hay es un efecto placebo. Una dieta baja en grasas y alta en carbohidratos complejos ha mostrado ser efectiva en varios estudios observacionales, así como la eliminación de la cafeína, la toma de vitamina E o aceite de onagra. Dejar de fumar (aunque esto último es recomendable por otras causas) no parece afectar al dolor de mamas, pero algunas mujeres encuentran alivio cuando lo hacen probablemente debido también a un efecto placebo.
  • Tratamiento médico: el paracetamol o los antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno. La terapia hormonal en mujeres postmenopaúsicas puede causar este tipo de dolor y debe suspenderse. Igualmente disminuir la dosis de estrógeno en los anticonceptivos orales puede ser efectivo. Hay otros medicamentos, como el danazol o el tamoxifeno, que se han usado para aliviarlo pero sólo en casos muy severos debido a los efectos secundarios que pueden provocar.
  • Alivio de los síntomas: es aconsejable utilizar un sujetador adecuado, sobre todo en mujeres con mamas muy grandes. A la hora de hacer deporte también hay que usar un sujetador deportivo para reducir el dolor causado por el movimiento. Algunas mujeres obtienen alivio aplicando compresas calientes o frías en la zona. Las compresas frías se recomiendan en la mastitis puerperal para disminuir la producción de leche y aliviar así la presión y el dolor.

En los casos del dolor no cíclico habrá que buscar y tratar la causa.

El dolor de mamas ¿es para toda la vida?

En general el dolor cíclico se resuelve espontáneamente en dos o tres meses, pero tiende a repetirse. Normalmente desaparece con la menopausia.

El no cíclico también se resolverá espontáneamente en muchas ocasiones y en otras habrá que tratar la causa.

Qué debes recordar:
  • El dolor de mamas se asocia principalmente con condiciones benignas. Es muy infrecuente que un cáncer cause específicamente dolor de la mama.
  • Este dolor es más común en mujeres que no han llegado a la menopausia.
  • En general y si no hay otros síntomas o factores de riesgo será suficiente con una cuidadosa historia y examen.
  • El uso del sujetador correcto y de algún analgésico es suficiente en la mayoría de casos.

Si te queda alguna duda, aquí seguimos.

Etiquetado en:    

2 thoughts on “Dolor de mamas: lo que tienes que saber

  • 27 agosto, 2017 a las 20:32
    Enlace permanente

    Me diagnosticaron Galactocele, he ido a presentar la ecografía mamaria y una transvaginal (para descartar polipos endometriales), sobre la ecografía mamaria no me dijo absolutamente nada, pero si existe una Galactocele, es grave eso? Hay algún tratamiento para la Galactocele?

    Responder
    • 4 septiembre, 2017 a las 17:03
      Enlace permanente

      Hola, galactocele es una patología típica de la lactancia. Si estás dando el pecho lo normal es que desaparezca solo tras la retirada de la lactancia. Si no estás dando el pecho no será un galactocele, si no un quiste simple mamario que normalmente son benignos y también desaparecen solos. No tiene ninguna relación con los pólipos endometriales, aunque en tu caso se den las dos paotolgías.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *