Vacuna contra el virus del papiloma humano¿Si o no?

Acabo de poner un enlace en contra de la vacuna del virus del papiloma en la página de facebook. Me lo han enviado y  pienso que es muy interesante  aunque yo no esté de acuerdo con lo que dice, porque abre la puerta a la discusión y porque creo que las personas deben informarse y no aceptar cualquier cosa que se les diga sin plantear objeciones.

El enlace expresa la opinión del Dr. Alvarez Dardet sobre la vacunación contra el virus del papiloma humano y es claramente contraria a ella.

El problema que yo veo en el mensaje del Dr. Alvarez Dardet es que expresa su opinión y la de otros profesionales, pero aparte de nombrar algunos casos de efectos adversos (que no he podido encontrar que se haya demostrado que sean debidos a la vacuna) no aporta datos que lo avalen.

Él y el resto de profesionales que están de acuerdo con él (he buscado sus perfiles en internet) pertenecen al ámbito teórico más que al clínico, es decir que no ven pacientes todos los días y por ello es más difícil que comprendan lo que supone para una mujer un diagnostico de cáncer de cuello de útero, incluso un diagnósico de lesión premaligna.

Cuando hablo de datos no me refiero  a casos aislados de  efectos adversos supuestamente debidos a la vacuna, si no a los datos que hoy la ciencia considera válidos, es decir estudios diseñados científicamente para demostrar la eficacia y seguridad de un medicamento.

Son los llamados ensayos clínicos que deben tener ciertas características que permitan comparar dos grupos, uno al que se le aplica el medicamento y otro al que no y analizar luego los resultados.

Los dos ensayos clínicos en los que se basó la indicación de la vacuna están a disposición del que quiera leerlos en internet.

El problema es que suelen estar en inglés y aunque estuviesen en español son realmente difíciles de entender para quienes no están acostumbrados a leer este tipo de artículos científicos.

El Dr. Alvarez Dardet dice cosas que yo creo ciertas, otras que no sé si son ciertas o no y otras que creo que no son ciertas.

Afirma que la vacuna (en realidad hay dos marcas como él bien dice) sólo ofrece protección frente a algunas cepas del virus de papiloma humano.

Esto es cierto, pero son esas cepas las que provocan la mayoría de los cánceres de cérvix. Es como si hubiese una vacuna contra el cáncer de mama (del que también hay varios tipos) que «sólo» ofreciese protección frente a la mayoría de los cánceres de mama ¿te la pondrías?.

Dice que el efecto de la vacuna dura pocos años «al menos 18 meses». Es cierto que todavía no se sabe el tiempo de protección porque la vacuna se introdujo hace pocos años y no se sabe si será necesario revacunar. Pero esto ocurre con muchas vacunas, por ejemplo la del tétanos que necesita readministrarse cada 10 años.

En la ficha técnica  pone literalmente «la duracción de la protección no ha sido totalmente establecida» pero ha habido seguimiento de mujeres vacunadas de hasta 9 años de duración sin que hubiese infección por el virus.

Debes recordar que en los ensayos clínicos NO se permitió que ninguna mujer progresase hasta cáncer de cuello de útero. es decir que cuando en una mujer se detectaba infección por el virus del papiloma se la trataba antes de que se convirtiese en un cáncer. Lo contrario no hubiese sido ético.

Lo que se midió fue el número de mujeres infectadas por el virus en cada grupo. Y los resultados fueron claramente favorables a la vacunación.

Es por eso que hay gente que afirma que la vacuna no ha evitado ningún cáncer. pero es una afirmación con «trampa».

En cuanto a la edad, es preferible la vacunación antes de que se haya tenido contacto con el virus, es decir antes de las primeras relaciones sexuales, por eso se recomienda en preadolescentes y adolescentes.

Efectivamente, las adolescentes tienen riesgo cero de morir por este tipo de cáncer, pero se trata de evitar que sufran la enfermedad en el futuro. El número de mujeres jóvenes que veo cada día en la consulta con lesiones precancerosas de este tipo es muy elevado y algunas no se solucionan sólo con una sencilla intervención. De eso sí puedo dar fe.

La principal razón que dan los contrarios a la vacuna es que provoca efectos adversos muy graves, incluyendo muertes. En España existe el Sistema Nacional de Farmacovigilancia y lo que dice respecto a la vacuna es público en el siguiente enlace.

Aquí se reconoce que la administración de la vacuna puede asociarse a síncope, pero no con mayor frecuencia que los asociados a la administración de otras vacunas en adolescentes. Estos medicamentos además están siendo seguidos muy estrechamente para confirmar su seguridad debido al enorme debate que se ha abierto. No he podido encontrar confirmación de que haya muertes causadas por la vacuna.

Es cierto que el cáncer de cérvix o cuello de útero  puede detectarse en estadíos muy tempranos y curables mediante la realización de screening (citologías principalmente), que además no deben dejar de hacerse a pesar de la vacunación, porque como ya digo arriba no es eficaz contra todos los tipos de virus del papiloma.

Gracias a las citologías, la mortalidad por cáncer de cérvix ha disminuido enormemente en los países desarrollados. Por eso a veces da la sensación de que es un cáncer menos importante, y esto no es cierto. es un cáncer que cuando no se detecta a tiempo puede ser mortal.

¿Merece entonces la pena ponerse la vacuna?

Yo opino que la relación riesgo beneficio es favorable, por eso no evité que mis hijas se la pusieran a pesar de que  casualmente, la más pequeña  había sufrido un desmayo cuatro días antes de que se la administrasen en el instituto. ¿Sería conveniente ponerse una vacuna que evitase la mayoría de los cánceres de mama aunque hubiese que seguir haciendose mamografías? Cada persona debe plantearse esta pregunta, pero ha de responderla basándose en datos científicos, no en opiniones.

En cuanto a que las farmacéuticas buscan ganar mucho dinero cuando ponen un medicamento en el mercado, no seré yo quién lo discuta  porque es obvio.

El que muchas enfermedades que antes eran mortales hoy puedan curarse gracias al trabajo de estas farmacéuticas es también obvio y se debe precisamente a que ganan mucho dinero con ello.

Quienes piensan que las empresas farmacéuticas son ONGs se equivocan.

Y nosotros, ciudadanos normales, tenemos que vivir con esta realidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *