Abortos de repetición: 4 abortos en 6 años… Cómo no perder la esperanza

Luisa tiene 34 años y está entre ese 1% de mujeres en edad fértil que han sufrido tres o más abortos consecutivos, en su caso 4 abortos en 6 años.

«Las pérdidas que son invisibles para los demás son muy duras de soportar. Nadie te acompaña en el dolor, no hay ritos de luto. Al contrario, todo el mundo trata de animarte quitándole importancia a lo que te pasa“

Así se lamentaba esta mujer después de su primer aborto.

Si has sufrido un aborto espontáneo, seguramente comprenderás muy bien lo que Luisa quiere decir.

Pero si has sufrido varios como le ocurrió a ella, sabrás que la pena acaba convirtiéndose en duda y angustia.

«La primera vez que me quedé embarazada, mi marido y yo nos pusimos muy contentos y se lo contamos a todo el mundo. Rápidamente pedí cita con el médico, empecé a buscar en Internet todas las páginas de futuros padres y a comprar revistas sobre el mismo tema. Un jueves, dos meses después, empecé a manchar. Me fui a urgencias, me hicieron una ecografía y el ginecólogo me dijo que veía una vesícula, pero que estaba vacía y que era un aborto. Lo confirmaron con un análisis de sangre. Pregunté por qué había pasado, pero sólo me explicaron que los abortos son algo muy normal y que no podían saber la causa. Me hicieron un legrado y me mandaron a casa. Otra vez empecé a buscar por Internet, esta vez con un ánimo muy distinto, porque hasta entonces nunca había dudado de que podría ser madre y necesitaba saber por qué aquello me había pasado a mí»

Si tú también necesitas saber, vamos a aprovechar la historia de Luisa para contarte algunas cosas.

¿Qué es un aborto?

El aborto es la pérdida del feto antes de que alcance los 500 gramos de peso o antes de las 20 semanas de gestación, y es la complicación más frecuente del embarazo.

El 50 % de todos los embarazos ni siquiera llegan a dar positivo en el test de gestación, son abortos tan tempranos que nadie se da cuenta de ellos.

De los que dan positivo en el test de gestación alrededor del 15 % acaba en aborto antes de la semana 12, y probablemente nunca se sabrá el porqué, aunque lo más común es la alteración, debida al azar, del número de cromosomas del embrión.

«Me sentía muy mal físicamente, sangraba y el dolor de barriga me duró semanas, pero lo peor fue la desilusión y la sensación de vacío. No hablaba mucho del  tema, porque la gente trataba de animarme diciendo que era muy joven y que seguro que la próxima vez todo iba a ir bien. Eso no me ayudaba mucho, era como si no tuviese derecho a estar triste.

Casi un año después volví a quedarme embarazada. Me puse muy contenta, pero a la vez tenía miedo a que me pasara lo mismo. Ahora creo que era una premonición porque otra vez un jueves, a las 12 semanas y media de embarazo, empecé a sangrar. Estaba sola en casa y llamé a mi marido llorando. El pobre llegó enseguida pero no podía consolarme. Otra vez a urgencias y otra vez la misma historia. Nadie me explicaba nada. Las enfermeras fueron cariñosas, se notaba que les daba pena. Lo que me dijo el ginecólogo no fue muy reconfortante. Por lo visto, si has tenido un aborto es más probable que tengas otros, y a mayor edad de la madre también aumentan las posibilidades de aborto. Yo estaba hundida. Pero todavía no me dijeron nada de hacer un estudio para ver qué estaba pasando. Otro legrado y a casa. No quería hablar de ello, menos mal que esta vez había contado a mucha menos gente que volvía a estar embarazada.»

¿Qué son los abortos de repetición?

Cuando hay dos o más abortos consecutivos, se habla de abortos de repetición.

Antes se recomendaba iniciar el estudio para conocer las causas después del tercer aborto. Hoy se recomienda iniciar este estudio antes, después del segundo.

Entre el 2 y el 5 % de las parejas en edad fértil tienen dos o más abortos consecutivos y alrededor del 1 % tienen tres o más.

¿Cuáles pueden ser las causas de los abortos de repetición?
  • Genéticas, cuando uno de los miembros de la pareja tiene una alteración que aunque no se manifiesta en él, impide que el embrión se desarrolle normalmente.
  • Alteraciones en la anatomía del útero: congénitas como la existencia de un tabique que lo divide en dos («útero septo») o adquiridas como los pólipos, miomas o adherencias.  La dilatación del cuello del útero antes de tiempo también es causa de aborto espontáneo y puede repetirse en sucesivos embarazos.
  • Alteraciones hormonales. Por ejemplo, una diabetes no controlada, un mal funcionamiento del tiroides o el síndrome del ovario poliquístico aumentan el riesgo de aborto.
  • Alteraciones del sistema inmune, el más común es el síndrome antifosfolípido, una enfermedad autoinmune presente en el 10-20 % de las mujeres con abortos de repetición.
  • Algunas alteraciones de la coagulación (trombofilias).

Sin embargo, entre el 50 y 70 % de las ocasiones, no se encuentra la causa de los abortos de repetición.

Se han considerado otros factores, pero su influencia no está clara. Por ejemplo las infecciones: actualmente no se considera que sean causa de abortos repetidos.

Los factores ambientales como la exposición a sustancias químicas o a fármacos, aunque pueden aumentar el riesgo de aborto, tampoco se consideran causa de abortos de repetición.

En cuanto al estilo de vida, el peligro de aborto es el doble si fumas más de 14 cigarrillos al día, y en las ocho primeras semanas de gestación un consumo elevado de alcohol también aumenta el riesgo.

La edad de la madre y el número de abortos previos son los dos factores de riesgo más importantes para la existencia de nuevos abortos.

Si tienes entre 20 y 24 años tu riesgo de sufrir un aborto es del 11%, pero si tienes más de 45 la probabilidad es mayor del 90%. Aunque en menor medida, la edad del padre mayor de 40 años aumenta también el riesgo.

Si ya has tenido un aborto, tu probabilidad de tener otro es del 16 % y si has tenido dos del 25%, pero a pesar de ello, aunque hayas tenido tres abortos, tu probabilidad de que el cuarto embarazo tenga éxito es todavía del 55 %.

Así pues, no hay que perder la esperanza.

Pero la historia de Luisa está lejos de acabar:

«Me sentía muy agobiada, como si nunca fuese a tener un bebé. Pasaban los meses sin quedarme embarazada y me obsesioné. No podía pensar en otra cosa y cuando mi marido intentaba animarme, me enfadaba. Menos mal que es muy paciente, porque la verdad es que él tampoco lo estaba pasando bien. Por fin, casi un año después tuve otro embarazo… y otro aborto. Esta vez casi no me dio tiempo a pensar, fue un aborto muy temprano. Si no me hubiese hecho el test tan pronto ni hubiese sabido que estaba embarazada. Por lo menos no tuvieron que hacerme otro legrado, me colocaron unos comprimidos en la vagina bastante dolorosos para limpiar “los restos”. Odiaba esta expresión. Por fin esta vez el médico me dijo que íbamos a tratar de averiguar qué pasaba. Lo primero que hizo fue recetarme anticonceptivos, y luego un montón de otras pruebas: otra vez ecografías, análisis de sangre y un estudio de los genes de mi marido y míos.»

Si has tenido abortos de repetición ¿qué pruebas te harán para descubrir la causa?

Como siempre, tu historia médica personal, la de tu pareja y vuestros antecedentes familiares son imprescindibles, lo mismo que una revisión médica general y ginecológica.

El médico querrá saber en qué tiempo de embarazo se produjeron los abortos previos porque tienden a suceder en las mismas personas más o menos en la misma semana de gestación.

El estudio debe completarse antes de empezar ningún tratamiento y deberás usar medidas anticonceptivas hasta que finalice.

El estudio básico comprende:

  • Análisis genético de los dos miembros de la pareja (cariotipo) y si fuese posible de los restos del aborto.
  • Examen pélvico y valoración de la forma del útero.
  • Estudio de la función hormonal, mediante análisis de sangre
  • Estudio de la coagulación incluyendo el factor V de Leiden y mutación del gen de la protrombina.
  • Determinación de anticuerpos antifosfolípido.

Luisa pasó por todas estas pruebas.

«Mientras duró el estudio, no estaba tan angustiada porque pensaba que encontrarían  algo y le pondrían remedio. Además, como sabía que no podía quedarme embarazada por los anticonceptivos, no estaba tan obsesionada. Aunque me agobiaba el paso del tiempo, tenía esperanza. Pero la iba perdiendo conforme todas las pruebas iban saliendo bien. Cuando terminaron, no habían encontrado nada anormal y otra vez empezó la angustia, si no me pasaba nada ¿por qué abortaba? El médico me dijo que muchas veces no se encontraba la causa, y que era posible que en un nuevo embarazo todo fuese bien, pero para mí había empezado otra vez un calvario. Ojalá algo hubiese estado mal y pudiesen haberme puesto algún tratamiento»

¿Qué tratamientos existen para los abortos de repetición?

Dependerá de la causa.

Si los abortos se deben a factores genéticos, se recomienda el consejo genético y la fecundación in vitro con diagnóstico preimpantacional, es decir el estudio del ADN de los embriones para seleccionar aquellos que no tengan la alteración genética.

Las alteraciones del útero pueden tratarse quirúrgicamente y este tratamiento aumenta bastante las posibilidades de que el embarazo llegue a término. En el caso de acortamiento de cuello del útero puede hacerse un cerclaje si se confirma por ecografía.

Los factores hormonales se tratan con los medicamentos correspondientes dependiendo de la hormona alterada, bien sea hormona tiroidea, insulina o progesterona.

Si tienes anticuerpos antifosfolípido, el tratamiento será aspirina sola o con heparina. Y en el caso de alteraciones de la coagulación también se usará heparina.

Cuando la causa no se encuentra, se usa muchas veces la progesterona porque aunque no hay estudios que demuestren que aumenta la probabilidad de llegar al fin del embarazo, tiene muy pocos efectos secundarios. Sin embargo, el tratamiento con aspirina o heparina no se usa en este caso debido a sus posibles efectos adversos. El último recurso en los casos de causa desconocida suelen ser las técnicas de reproducción asistida con diagnóstico preimplantacional.

Aunque no se encuentre la causa, existen muchas parejas, más de dos tercios, en las que se produce un embarazo a término después de haber sufrido varios abortos de repetición, produciéndose una «curación» espontánea.

Y esto es lo que le ocurrió a Luisa:

«Volví a quedarme embarazada por cuarta vez al poco de terminar el estudio. Y volví a abortar. Estaba tan hundida que no quiero recordarlo ni hablar de ello. Me parecía que tenía que estar haciendo algo mal y eso que intenté guardar reposo casi desde el primer día. A pesar de todo, volví a perder al bebé. Yo estaba muy cansada y  enfadada y mi marido también aunque lo disimulaba. Nadie que no haya pasado por esto imagina lo que se siente. Lo peor fue cuando mi hermana se quedó embarazada, tuvo a su niña y yo no pude alegrarme por ella. A veces me echaba la culpa por estar deprimida, agotada y desesperada, aunque según el médico eso no era la causa de los abortos. Que yo no tenía la culpa, que no se debían a que trabajase mucho, hiciese mucho ejercicio, cargase con mucho peso o durmiese poco. Que la causa era desconocida. Me dijo también que era posible que consiguiese un embarazo a término, que no me rindiese, pero yo ya estaba rendida.»

En un mundo en el que todo parece tener una explicación científica es muy difícil aceptar que a veces pasan cosas que no la tienen, y este es el caso que nos ocupa.

«Mi familia y mis amigos estaban también cansados, la primera vez que aborté recibí más apoyo que la cuarta. Algunos me miraban como diciendo: ¿por qué no dejas de intentarlo?, o esa era mi sensación. Así que no contaba a casi nadie por lo que estaba pasando, no creía que pudiesen entenderme”

El apoyo psicológico es imprescindible, no hay una fórmula mágica que alivie esta angustia, y si estás en esta situación debes permitirte a ti misma experimentar el dolor de forma personal, de modo puedas superarlo dependiendo de tu modo de ser, de la relación con tu pareja y con el resto de los que te rodean. Busca apoyo profesional si lo necesitas y en otras personas que hayan pasado por la misma experiencia.

La tentación es sentirte desesperada, no caigas en ella.

Más de la mitad de las parejas que han tenido abortos de repetición de causa desconocida, acaba consiguiendo un embarazo a término.

También Luisa.

«Al fin, casi seis años después de la primera vez volví a quedarme embarazada por quinta vez. Cada día era angustioso, me daba miedo ir al baño por si estaba sangrando, quería sentir náuseas. Mi médico, que me llevaba desde el tercer aborto, me aconsejó relajarme, e incluso que hiciese yoga. Me hacía ecografías y controles  muy frecuentes, me recetó progesterona. Mi marido me trataba como si fuese de cristal, se lo tengo que agradecer. Parecía que el tiempo no pasaba, pero pasó. Después del primer trimestre fue como si me quitasen un peso de encima, aunque todavía tenía mucho miedo. Pasar de la semana trece de embarazo, la más tardía en la que había llegado antes, fue un triunfo. Me dijeron que el bebé sería un niño. Creo que esta vez no hubiese podido soportar perderlo. Es sorprendente lo fácil que físicamente me resultó el embarazo, si no hubiese sido por la angustia lo recordaría con agrado. Al final y a su tiempo llegó mi niño que hoy tiene más de dos años. Estoy contenta, pero no creo que intente darle un hermano, no quiero pasar esa angustia otra vez»

Se entiende la decisión de Luisa, pero por mi experiencia sé que después de algunos abortos de repetición hay mujeres que han tenido varios hijos.

Así pues, no te rindas.

Etiquetado en:

27 thoughts on “Abortos de repetición: 4 abortos en 6 años… Cómo no perder la esperanza

  • 22 marzo, 2015 a las 12:45
    Enlace permanente

    creo que es muy sencillo hablar de porcentajes cuando hablamos del tema, pero las que pasamos por esta situación no se supera intentas dejarlo en un rincón escondido y hacer de tu vida una normalidad, yo ya he pasadopor un tratamiento de fiv de la cual tuve ina niña, después me quedé de forma natural y lo perdí y ahora he vuelto a por los congelados y las dos veces han fallado, así que volver a intentarlo me da pánico, pero sé que al final nos animamos

    Responder
  • 29 marzo, 2016 a las 19:14
    Enlace permanente

    Acabo de tener mi cuarto aborto, estoy angustiada y deprimida, porque no encuentran la causa y estoy desesperada porque no sé si algun dia volveré a ser madre, y me da pánico volver a intentarlo por si vuelve a pasar, no sé si podria superarlo.

    Responder
    • 30 marzo, 2016 a las 9:46
      Enlace permanente

      Es lógico que te sientas como cuentas. En estos casos y a pesar de mi experiencia yo tampoco sé muy bien qué decir. Muchas veces no se encuentra la causa de los abortos de repetición. Lo único y si te sirve de ayuda es que he conocido más de un caso de cuatro y cinco abortos seguidos y finalmente un embarazo completamente normal y varios más. De todos modos es duro reintentarlo y sólo tú sabrás cuando estas preparada.

      Responder
  • 20 febrero, 2018 a las 6:37
    Enlace permanente

    Sentirme tan identificada … sentir el dolor de luisa….
    Y que nadie te entienda es lo peor no puedo ni seguir escribiendo es taal la anguistia que siento por que es como si lo estubiera escribiendo yo misma (pero yo aun no tengo mi bebe) que no se puede expresar hasta que no pasas por esto no sabes lo que es el vacio, sentir que tienes tanto amor por dar y que no puedes darlo uufff…. muy buen articulo saludos

    Responder
    • 24 febrero, 2018 a las 11:39
      Enlace permanente

      Los abortos de repetición son un problema que causa mucha angustia como pareces sentir en primera persona.
      Como se puede leer en el artículo, muchas parejas acaban consiguiendo el embarazo. espero que éste sea también tu caso.
      Ánimo y un saludo.

      Responder
  • 25 febrero, 2018 a las 0:38
    Enlace permanente

    Os agradezco mucho que hayais publicado el artículo de Luisa. Me he sentido muy identificada. No es fácil hablar de aborto y en esta sociedad todavįa sigue siendo un tema tabú. En el año 2013 tube mi primer aborto después de estar casi un año intentándolo. Fue muy duro, lo perdimos en la semana 8. No tenįa latido. En el año siguiente me volví a quedar embarazada y tuvimos a una preciosa niña. Tanto el embarazo como el parto fue genial. El año pasado decidimos darle y un hermanitx pero tuvimos dos abortos. Uno, una semana después de dar el positivo y el segundo en la semana 6. En navidades hemos vuelto a tener el 3 aborto. Me hicieron el legrado hace 3 semanas. Psicológicamente es muy duro. Estoy tratando de sacar fuerzas y mantenerme positiva… Pero, a veces, no es fácil… Aún así seguiremos luchando!!

    Responder
    • 26 febrero, 2018 a las 22:36
      Enlace permanente

      Por mi trabajo sé que es duro y las causas de estos abortos de repetición muchas veces no pueden identificarse. Continuar intentándolo es una decisión que requiere fuerza.
      Mi saludo para vosotros.

      Responder
  • 4 marzo, 2018 a las 12:03
    Enlace permanente

    Me siento completamente idenrificada….estoy pasando mi tercer aborto y este con estudios y tratamiento…. ANAS positivos y mutación homocigota del 677….. y fué bioquímico…. esperando por el cariotipo y asustada….. que injusto es esto..

    Responder
  • 23 marzo, 2018 a las 22:54
    Enlace permanente

    Cómo entiendo este relato, justo hoy estoy pasando por mi tercer aborto. Esta vez ha sido «huevo huero» encontrado a las 9+3.
    Aunque me siento acompañada he de decir que me siento un pelín incomprendida, al final siento que me he adelantado al contarlo a los míos y ahora es como algo esperado. …
    De todas formas hay que ser muy positivo en estos temas, intentarlo de todas las maneras posibles , en mi caso tras los dos primeros tuve a mi niña de ahora 7años. Queremos darle un herman@ e intentaré por todos los medios tenerlo. Espero no decaer en la angustia. Para todas y todos un beso enorme.
    Ánimo y mucha esperanza.

    Responder
    • 25 marzo, 2018 a las 10:23
      Enlace permanente

      Buenos días,
      el pasar por un nuevo aborto siempre es muy decepcionante. El hecho de que hayas tenido un embarazo normal y una niña debe animarte si decides seguir intentándolo. En cualquier caso tu ginecólogo debería valorar si reúnes los criterios para hacer un estudio de abortos de repetición, ya que algunas causas identificadas pueden tratarse.
      Un cordial saludo.

      Responder
  • 28 marzo, 2018 a las 13:51
    Enlace permanente

    Buenas, yo también estoy pasando por el tercer aborto, después del primero, me quedé embarazada tuve una niña con 4 años ya. En diciembre tuve el segundo aborto, apenas me hice el test y al día siguiente empecé a manchar, y ahora me he vuelto a quedar y se ha quedado parado en la semana 6, se suponía que estaba de 10 semanas, y ahora a esperar que mi cuerpo empiece a expulsarlo o el sábado legrado 🙁
    Lo peor, la gente y sus comentarios: «bueno, como ya tienes una niña…» y otros del tipo de: «es que quizás tu cuerpo rechace a los varones»…
    Por mucho que ya hayas pasado por lo mismo, duele y es duro. Y te da miedo volver a intentarlo.

    Responder
    • 7 abril, 2018 a las 13:39
      Enlace permanente

      Buenas tardes,
      probablemente tus abortos hayan sido por causa cromosómica que es la más frecuente. No obstante podría estar indicado un estudio de abortos de repetición antes de intentar un nuevo embarazo si es esa tu intención. De esa forma podrían detectarse causas tratables o por lo menos descartarlas.
      Ánimo y un cordial saludo.

      Responder
  • 14 abril, 2018 a las 16:32
    Enlace permanente

    3 abortos en año y medio.
    Los dos primeros de 4+2, estos nunca fueron bien, las vetas eran muy bajas, un día dejaba de tener síntomas y comenzaba a sangrar.
    Otro a las 6 semanas, pero parado desde las 5. Éste comenzó bien, creí que sería la buena, pero un día dejé de sentir náuseas y la beta dejó de subir, se estancó.
    Todas las pruebas están bien.
    Me mandaron progesterona y adiro por prevención. Pero ha sido igual.

    No sé que hacer ni por dónde tirar

    Responder
    • 15 abril, 2018 a las 9:13
      Enlace permanente

      Buenos días,
      habitualmente la causa de esos abortos tan precoces son errores cromosómicos en el momento de la concepción que se producen al azar y existe siempre cierto riesgo de recurrencia. No obstante, ante su reiteración lo correcto es hacer una valoración ginecológica y un estudio analítico de aborto de repetición incluyendo cariotipos de ambos miembros de la pareja y estudios de trombofilias (alteraciones de la coagulación) para poder tratar la causa si se encuentra.
      Un cordial saludo.

      Responder
  • 1 mayo, 2018 a las 15:29
    Enlace permanente

    Hola! Soy madre de 2 bebes preciosos, una niña de casi 5 años y un niño de casi 3. Estando en la mini píldora quede embarazada en Julio del año pasado. En cuanto me enteré que estaba en estado paré inmediatamente de tomar los anticonceptivos. Al cumplir las 12 semanas de embarazo empeze a sangrar y en la eco se mostraba el saco gestación al vacío. Una semana después me hicieron un legrado, esto fue en el mes de septiembre. El médico me recomendó esperar 3 meses para volverlo a intentar. Me puso en anticonceptivos otra vez pero volví a quedar embarazada otra vez en noviembre. A las 8 semanas tuve mi primer eco pero el bebé solo tenía el tamaño de 6+3 y no se escuchó latido de corazón. Semana y media después empiezo a sangrar y me hicieron otro legrado. Es muy triste pasar por ese dolor y la angustia de volver a quedar embarazada y tener un tercer aborto. Mi médico dice que hasta tener un tercer aborto me harían los estudios recomendados pero que después de cada aborto sube la probabilidad de seguir teniendo más abortos. Por lo pronto ya deje de tomar anticonceptivos y quiero dar a mi cuerpo más tiempo para que se recupere de las pérdidas anteriores.

    Responder
  • 13 mayo, 2018 a las 1:11
    Enlace permanente

    Me siento muy identificada con este artículo, aunque yo ya llevo 6 abortos y todas las pruebas salen perfectas. Tengo una nena preciosa con la que no tuve ningún problema, el calvario empezó al intentar darle un hermanito. Me quedo embarazada con facilidad pero no paso de la semana 6. Con cada nuevo embarazo el tema llevamos peor, me entra una angustia nada más ver el positivo, aunque ya no necesito tests, he llegado al momento que reconozco enseguida cuando estoy embarazada 1 semana tras la concepcion, pero desgraciadamente también noto cuando lo pierdo. Es complicado vivir con este estrés, pero hay que ser fuertes y pensar que algún día conseguiré mi milagro!

    Responder
    • 30 agosto, 2018 a las 22:04
      Enlace permanente

      Hola Lourdes te cuento que yo a principios de este mes he tenido un aborto, ya es el tercero en 2 años, y se lo mal que se pasa me van hacer pruebas, pero van muy lentos que esto es desesperante, solo quería saber de donde eres, y si podemos hablar para así poder contarnos como va todo en este proceso,, un saludo.

      Responder
  • 25 mayo, 2018 a las 11:38
    Enlace permanente

    Yo he tenido 4 abortos diferidos en 2 años, Por lo que la única forma de saber si está bien o no es con una ecografía. El último en febrero del año pasado. He necesitado un año para dejar de estar obsesionada, para volver a ver las cosas con perspectiva y para coger fuerzas. Ésta vez no lo hemos buscado como otras, simplemente no poníamos medios. Ahora estoy de nuevo embarazada, acabo de pasar la semana 12, lo más lejos que he llegado. Hasta ahora lo daba por perdido, y en cada ecografía iba pensando que ahí acababa todo. Pero me he dado cuenta que ahora empieza el miedo real, ahora quiero disfrutar y no me dejo, porque si ahora sale mal José cómo podré soportarlo.
    Solo lo saben 4 amigos, y de alguno he escuchado que cuando voy a dejar de intentarlo, que ya soy madre y que ésto no merece la pena. Después de otros abortos nos han dicho de todo, como si no tuviéramos derecho a estar tristes: que para que quiero más niños, que son un problema, que soy muy joven, que eso no pasa nada, que para que viniera mal o pasara más tarde mejor así…
    Al tener un hijo sano de 8 años en la seguridad social no me han llamado aún para hacerme las pruebas, me las hice por mi seguro privado y todo bien, pero tampoco me hacen las genéticas.

    Leer los % da miedo..

    Entiendo muchísimo a Luisa, y espero que mi quinto intento salga bien..

    Responder
    • 27 mayo, 2018 a las 21:02
      Enlace permanente

      Buenas tardes,
      sólo te respondo para desearte mucha suerte en esta ocasión.
      Un cordial saludo y que todo salga bien.

      Responder
  • 25 junio, 2018 a las 22:31
    Enlace permanente

    Muchas gracias por este artículo. Arroja algo de luz a mujeres que estamos como Luisa, en mi caso yo tuve un hijo hace 3 años sin ningun tipo de dificultad, tanto el embarazo como el parto transcurrieron con absoluta normalidad. La tortura empezó al intentar tener el segundo hijo, ya llevo 4 abortos en menos de dos años, me quedo embarazada con facilidad pero no pasa de la semana 8, nos han hecho el cariotipo y las pruebas de coagulación y todo está normal. Estoy pendiente de la histeroscopia pero ya me han dicho el ginecólogo que la mayoría de veces todo sale normal. Muchas gracias por vuestros comentarios. Me han ayudado mucho. Un saludo

    Responder
  • 30 agosto, 2018 a las 22:18
    Enlace permanente

    Hola
    Yo he tenido tres abortos, el primero hace dos años, fue enterarme que estaba y a la semana perderlo,el segundo después de año y medio porfín me quedo,y lo mismo a las 8 semanas no se ve el embrión y me hacen un legrado, después de 4mese me puedo otra vez y la misma historia. A las 5 semanas no se ve nada me dicen los doctores que me van hacer pruebas, cosa que me alegra peeo a la vez me desesperan, porque como sabemos la seguridad social va muy lenta,yo ya tengo un hijo, que por cierto me quedé a la primera deje las pastillas y en ese mes me quedé y todo fue super bien,mi niño ya tiene 7 años, después intentamos tener el hermanito y ahí empezó el calvario, nunca pensé que iva a pasar por algo así, intento ser fuerte pero hay momentos en los que me derrumbó,no lo puedo hablar con nadie ya que no conozco a nadie que haya pasado por esto, me dicen que no lo intente que si no viene es por algo y eso me da aún más tristeza,mi marido no le da mucha importancia dice que no está en nuestras manos, solo quiero poder saber si es algo y que me digan que es.

    Responder
    • 16 septiembre, 2018 a las 22:04
      Enlace permanente

      Buenas tardes, en tu caso lo indicado sería hacer un estudio de abortos de repetición que puede detectar algunas causas tratables, aunque en ocasiones no llegan a conocerse. Si estás dispuesta o no a hacer el estudio es una decisión muy personal que sólo tú y tu marido podéis tomar.
      Un cordial saludo.

      Responder
  • 11 septiembre, 2018 a las 21:12
    Enlace permanente

    Hola. A mí también me ha ayudado leer la historia de Luisa. Hoy me han dicho las tres terribles palabras: ‘No hay latido’. Estaba de nueve semanas. Nunca paso de nueve semanas. Es mi quinto aborto en tres años. Estoy agotada. Nos han hecho todas las pruebas (genéticas, trombofilias, histeroscopia…) y todo sale bien. No sé si rendirme ya. Todo eso me genera además una relación extraña con mi cuerpo, que lleva tres años siendo manipulado (pruebas, legrados, misoprostol…), además de una relación extraña con todas las amigas y familiares que están quedándose embarazadas o teniendo hijos ir con la facilidad de quien hace palomitas en el microondas. Y yo sufro al verlas, por más que lo intente evitar y lo trabaje con la psicóloga.

    La mala noticia es muy reciente, llevo todo el día destrozada y sé que no es momento de tomar decisiones, pero ahora mismo el cuerpo lo que me pide es dejar de intentarlo. De momento, intento valorar lo que tengo (amor, un techo, un trabajo que me gusta, aficiones) para no ofuscarme en lo que no tengo (un hijo). Es un consuelo simple, pero a base de golpes he ido haciendo callo en esto de la resiliencia. Y me voy haciendo cada vez más fuerte (yo y mí pareja). Lo comento porque igual a alguna puede servirle. O quizás no, cada una sigue su proceso.

    Gracias.

    Responder
    • 16 septiembre, 2018 a las 21:37
      Enlace permanente

      Buenas tardes, te agradezco que compartas esta experiencia. Seguramente muchas mujeres están pasando por situaciones similares y no sentirse solas puede ayudarlas. En cuanto a las decisiones a tomar, son muy personales y es mejor tomarlas cuando no se está tan afectado tan emocionalmente como tú cuentas.
      Un cariñoso saludo.

      Responder
  • 23 octubre, 2018 a las 0:15
    Enlace permanente

    Yo acabo de enterarme de que mi embarazo, el 9º ( aunque sólo tengo una hija ) no es viable. Aunque aún no estoy manchando, la beta me ha confirmado lo que sospechaba. Por orden cronológico he sufrido: una ILE por rubéola congénita en la semana 21, un aborto espontáneo en la semana 8/9 , un embarazo a término con una niña sana ( lo único maravilloso de todo esto ) , otra ILE en la semana 15 por trisomia 21 y malformación congénita, y ahora, ya desde hoy 5 abortos espontáneos. Estoy hundida, cansada, enfadada, harta y sintiendo que no me merezco ser madre otra vez. Solo quería darle un hermano a mi hija, y veo que a mi alrededor es facil para todo el mundo menos para mi. Me he hecho, todas las pruebas posibles, mi marido también y todo está “ bien” . Bien dicen…. no se si reírme o llorar. Han pasado ya muchos años, y creo que es hora de rendirse, entre otras cosas porque ya tengo 43 años…. y yo pensando que tendría todo el tiempo del mundo…..
    Hay cosas que por mucho que nos empeñemos, no es posible conseguirlas….
    Suerte a todas las que seguís intentándolo.

    Yo me bajo aquí.

    Responder
    • 23 octubre, 2018 a las 19:37
      Enlace permanente

      Buenas tardes,
      tu historia es dura. Conseguir un embarazo no siempre es fácil, pero tu caso es realmente una lucha casi desesperada.
      Un saludo y suerte a ti también, independientemente de la decisión que tomes.

      Responder
  • 29 octubre, 2018 a las 11:40
    Enlace permanente

    Hola a todas. Yo acabo de tener mi 4 aborto en la semana 5. Siempre es en la misma semana, tras fiv. Esta vez he estado Cn Hepárina y corticoide desde el ppo pero aun así ha vuelto a ocurrir. Todas las pruebas nos salen bien. Estoy muy triste, me siento como vacía y que nadie me entiende, ya q al ser tantas veces siento que aburro a la gente con el tema. Alguien en esta situación?

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *